Sevilla, una ciudad imprescindible

Sevilla - Título

Si la idea es descubrir una ciudad y sorprenderse con sitios pintorescos que permitan conocer el pasado y la cultura de la región en la cual se encuentran, no debería descartarse la opción de viajar a Sevilla y buscar entre nuestros hoteles en en el centro de Sevilla, la capital de la Comunidad Autónoma de Andalucía (España).

Esta urbe española que tiene uno de los cascos históricos más extensos del continente europeo constituye un destino turístico interesante ya que atesora en su superficie un variado y valioso patrimonio arquitectónico. Además, de llegar hasta allí en primavera, el viajero no sólo podrá realizar circuitos típicos, sino también disfrutar de cerca la celebración de Semana Santa y la Feria de Abril.

Sevilla es una ciudad de clima mediterráneo continental con una gran cantidad de lugares atractivos, ninguno de sus visitantes debería dejar de recorrer y apreciar el Museo de Bellas Artes, la Catedral, la Plaza de España, la Torre del Oro, el histórico Hotel Alfonso XIII y la Alameda de Hércules, por citar algunos de los sitios y construcciones que, por su importancia histórica o sus particularidades arquitectónicas resultan de gran interés.

Clima
Los veranos suelen ser secos y muy cálidos (incluso agobiantes cuando el termómetro se sitúa por encima de los 40 grados centígrados), mientras que la temporada invernal se caracteriza por su suavidad.

Por lo general, en esta ciudad el mes más frío es enero (periodo en el cual las marcas mínimas suelen ubicarse en torno a los 5 grados centígrados y pueden llegar a registrarse evidencias de nieve), mientras que julio ofrece los días de mayor temperatura. Asimismo, diciembre se destaca como el mes más lluvioso, aunque es importante tener en cuenta que la mayor concentración de precipitaciones tiene lugar de octubre a abril.

Sevilla - Casco Antiguo

Casco Antiguo
La ciudad de Sevilla está dividida en once distritos. Uno de ellos es el Casco Antiguo que, como su nombre lo indica, es la zona que reúne las construcciones más antiguas de la región.

El barrio de Encarnación-Regina se encuentra en el centro de la ciudad amurallada. Entre sus numerosas edificaciones históricas sobresale el Palacio de las Dueñas construido entre los siglos XV y XVI. Este palacio de bella arquitectura es la residencia de los Duques de Alba y alberga más de 1.400 obras de arte.

En Santa Catalina, otros de los barrios del Casco Antiguo, el turismo religioso tiene un lugar preponderante. Allí es posible visitar la Iglesia de Santa Catalina (un templo gótico-mudéjar levantado sobre las ruinas de una mezquita en el siglo XIV) y la Iglesia de San Pedro (que consta de tres naves, dos portadas y una torre con campanario).

La Hemeroteca Municipal y Archivo Histórico Provincial de Sevilla, por su parte, es el lugar indicado para investigar sobre el pasado de esta ciudad.

Santa Cruz es el barrio del Casco Antiguo que, en la antigüedad, era la judería de Sevilla. Entre sus callejones y calles muy estrechas pueden encontrarse atractivos como la Iglesia de Santa Cruz, la plaza del mismo nombre, el Museo Casa de Murillo (donde vivió el pintor Bartolomé Esteban Murillo) y el Patio de Banderas.

En torno a la Plaza del Triunfo de este barrio se encuentran los edificios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987: los Reales Alcázares de Sevilla, el Archivo General de Indias y la Catedral.

Sevilla - Triana

Triana
El distrito de Triana se sitúa junto al río Guadalquivir, frente al Casco Antiguo. La unión entre Triana y el centro de la ciudad se produce a través del Puente de Isabel II (también conocido como Puente de Triana), construido entre 1845 y 1852.

El puente, además de ser un atractivo en sí mismo, presenta la pintoresca Capillita de la Virgen del Carmen, diseñada por el arquitecto Aníbal González. Otros templos interesantes en el distrito son la Real Iglesia de Santa Ana (que empezó a construirse en 1276) y la Capilla de los Marineros (que se erigió en el siglo XVIII).

El Mercado de Triana o Plaza de Abastos se destaca por su importancia histórica y por su oferta de frutas, verduras, carnes y pescados, entre otros productos. Si el viajero bordea el mercado llegará al Callejón de la Inquisición y a Cerámica Santa Ana, una tradicional fábrica del siglo XIX que cuenta con una exposición permanente de cerámicas.

La Cava de los Gitanos y la Cava de los Civiles forman una avenida que atraviesa la zona histórica de Triana y que brinda acceso a diversas construcciones de pasado relevante. La calle más típica de Triana, de todas formas, es la calle Betis, que brinda una hermosa vista hacia la Catedral, la Plaza de Toros de la Maestranza y la Torre del Oro.

Sevilla - Los Remedios

Los Remedios
La clase alta de Sevilla solía escoger al distrito de Los Remedios como zona de residencia, aunque esa tendencia fue cambiando en los últimos años. Unas 25.000 personas conviven en el barrio que limita con el Guadalquivir y que se comunica con otros distritos a través del Puente de Los Remedios (inaugurado en 1968) y el Puente de San Telmo (levantado entre 1925 y 1931).

El Parque de los Príncipes, creado en 1973, es uno de los principales atractivos de Los Remedios. Cuenta con extensas praderas y una ría donde viven numerosos patos. En el medio de la ría se halla una isleta central. Jacarandáes, naranjos y ciruelos son algunos de los árboles que se encuentran en este espacio verde.

El cuarto mes del año es el momento indicado para visitar Los Remedios ya que en el recinto ferial del distrito se instala la Feria de Abril con sus decenas de casetas y atracciones. La propuesta gastronómica del evento es muy variada, con jamón ibérico, calderetas, tortilla española y diversos guisos.

Vale la pena conocer el Museo de Carruajes que funciona en un antiguo convento. Tiene cuatro dependencias temáticas con carros de trabajo, coches urbanos, carruajes de caza y otros vehículos.

El edificio de la Real Fábrica de Tabacos, construido en el siglo XVIII, es una joya arquitectónica de Los Remedios. En la actualidad es la sede del Rectorado de la Universidad de Sevilla y de algunas de sus facultades.

La Torre de Los Remedios, por último, es un edificio de 19 plantas que está entre los más altos de Andalucía.

Lugares de Interés
Por sus características urbanas y la gran cantidad de sitios interesantes que posee, para apreciar por completo el encanto de la ciudad hay que alojarse en alguno de los muchos hoteles baratos en Sevilla durante varios días. Algunas jornadas, por ejemplo, pueden dedicarse a la contemplación de monumentos y edificaciones históricas como lo son la Real Audiencia, la Torre del Oro, el Ayuntamiento y el Hospital de las Cinco Llagas; otras, a disfrutar de la naturaleza en espacios como el Parque de los Príncipes y el Parque de María Luisa y hasta es posible reservar un par de horas para visitar distintos teatros y museos.

Sevilla - Catedral de Sevilla

Catedral de Sevilla
No es necesario ser un cristiano ferviente o entender de arquitectura religiosa para sentir interés y quedar asombrado por la Catedral de Sevilla, un templo que comenzó a construirse en 1401 y que, desde hace más de dos décadas, forma parte del Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO.

Pocos viajeros se muestran indiferentes hacia esta iglesia que, según se cuenta, es la catedral gótica cristiana más grande del mundo. Para quienes eligen a la capital de la Comunidad Autónoma de Andalucía como destino de su viaje, este edificio donde descansan los restos de San Fernando Rey, el patrono de la ciudad, es uno de los sitios de visita obligada.

sevilla ciudad

La Giralda, el Patio de los Naranjos y la Iglesia del Sagrario son espacios destacados de la estructura de este antiguo templo que, entre otras riquezas artísticas, atesora una cantidad considerable de obras del pintor Bartolomé Esteban Murillo.

sevilla ciudad

Reales Alcázares de Sevilla
Entre todos los atractivos que pueden encontrarse en esta ciudad española, merece una mención especial el conjunto de edificios palaciegos conocido como los Reales Alcázares de Sevilla.

La construcción de este recinto que albergó a los integrantes de la Casa Real Española y a los jefes de Estado que solían visitar la localidad empezó en la Alta Edad Media y se prolongó por varios periodos. Como consecuencia de ello, hoy en día es posible apreciar en él una asombrosa diversidad de estilos que incluyen desde el arte islámico y los detalles góticos hasta detalles renacentistas y barrocos.

Por su valor histórico, artístico y arquitectónico, en 1987 la UNESCO decidió distinguir a los Reales Alcázares de Sevilla, a los cuales se ingresa a través de un arco bautizado como Puerta del León, con el título de Patrimonio de la Humanidad.

sevilla ciudad

Museo de Bellas Artes
Sevilla tiene el privilegio de albergar al segundo museo de arte más importante del territorio español y al más destacado de la Comunidad Autónoma de Andalucía: el Museo de Bellas Artes.

El lugar, que se encuentra en la Plaza del Museo y fue inaugurado de modo oficial en 1841, es un sitio de visita obligada para quienes desean conocer y apreciar la pintura barroca sevillana y el arte andaluz del siglo XIX.

En un primer momento, la colección exhibida por el Museo de Bellas Artes estaba compuesta por obras procedentes de diversos conventos y monasterios pero, a partir del siglo XX, comenzó a incrementarse gracias a numerosas donaciones particulares. Hoy en día, existen catorce salas destinadas a la exposición de trabajos desarrollados por artistas como Bartolomé Esteban Murillo, Diego Velázquez, Gonzalo Bilbao Martínez y Eugenio Hermoso, por citar sólo a algunos.

sevilla ciudad

Actividades y Otros Atractivos Turísticos
Resulta inevitable pensar que la historia es el principal atractivo de Sevilla. Ningún turista que recorra la ciudad en búsqueda de tesoros antiguos puede quedar decepcionado. Entre los centenares de ejemplos, podemos mencionar a la Torre del Oro, que empezó a construirse en 1220 por los almohades con fines defensivos.

Mucho más moderno pero no menos interesante es el Teatro Lope de Vega, inaugurado en 1929. Tras un incendio en 1936, fue remodelado y hoy es uno de los centros de la vida cultural sevillana.

Los amantes de las tradiciones no pueden dejar de visitar la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, considerada como una de las más importantes de la nación. En sus zonas aledañas se encuentra un museo taurino.

Una actividad ideal para toda la familia es recorrer el parque temático de Isla Mágica, situado en la Isla de la Cartuja y ambientado en la llegada de los europeos al continente americano.

sevilla ciudad

Espacios verdes
El principal pulmón verde de Sevilla es el Parque de María Luisa, que supo formar parte de los jardines privados del Palacio de San Telmo hasta que la infanta María Luisa Fernanda de Borbón lo donó a la ciudad.

Este parque presenta una importante variedad de especies vegetales, con árboles, arbustos, flores y praderas. En estos terrenos que cuentan con varios estanques conviven pavos reales, cisnes, patos y pájaros cantores. Los viajeros, por lo tanto, pueden disfrutar de la flora y la fauna en sus caminatas, que resultan un gran plan para los días de verano.

El Parque de María Luisa también presenta dos museos, numerosas glorietas y fuentes y hasta una pequeña elevación conocida como Monte Gurugú, que incluye una cascada de agua.

El Parque de los Príncipes, en el barrio de Los Remedios, sobresale por sus más de 100.000 metros cuadrados cubiertos por praderas y caminos. Una ría permite la presencia de patos.

El Parque del Alamillo, por su parte, permite conocer el bosque mediterráneo. Este espacio verde fue diseñado en torno a dos lagos (Lago Grande y Lago Chico), donde no faltan las ranas y los sapos entre otros anfibios.

sevilla ciudad

Ríos
El río Guadalquivir es el quinto más extenso de la Península Ibérica y uno de los símbolos de Sevilla. A lo largo de su paso por la ciudad es atravesado por diversos puentes, muchos de ellos de gran antigüedad.

Durante casi siete siglos la única estructura que permitía cruzar el Guadalquivir a su paso por Sevilla era el Puente de Barcas, construido en 1171 y retirado en 1852. Por ese entonces fue inaugurado el Puente de Isabel II o Puente de Triana, el primer puente fijo que cruzaba este río.

Con el correr de los años se irían creando otros puentes, aunque muchos fueron desmontados. Aún subsisten el Puente de San Telmo (que terminó de construirse en 1931), el Puente de Los Remedios (1968), el Puente de la Barqueta (1988), el Puente de las Delicias (1990), el Puente del V Centenario (1991), el Puente del Cristo de la Expiración (1991), la Pasarela de la Cartuja (1991) y el Puente del Alamillo (1992).

Sevilla, una ciudad imprescindible
Valora este artículo
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

avatar
Por Mario Me encanta viajar y escribir sobre los destinos de viaje más interesantes y curiosos del mundo. |

Te puede interesar

Visita al Alcázar de Sevilla: horarios, entradas e historia

El real Alcázar de Sevilla es un conjunto palaciego construido durante diferentes etapas históri…

Los mejores hoteles con spa en Sevilla

Los mejores hoteles con spa en Sevilla permiten una estadía agradable durante las vacaciones o bien…

Claves para disfrutar la Semana Santa en Sevilla

¿Vas a Sevilla a disfrutar de la Semana Santa? En este artículo te voy a mostrar una pequeña guí…

Los mejores hoteles con jacuzzi en Sevilla

Los cinco mejores hoteles con jacuzzi en Sevilla de los que no querrás irte. Si estás pensando en …

Guías de Viaje Destacadas

Cumpliendo con el Reglamento Europeo General de Protección de Datos (RGPD), te recomendamos, antes de continuar navegando por la misma, acceder y leer de forma atenta nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si una vez conocida esta información, decides continuar navegando por nuestra web, ello implicará que conoces y autorizas esta política.

Aceptar