Qué ver en Santander en un fin de semana  

qué ver en Santander

En este artículo queremos hablaros sobre qué ver en Santander . Esta ciudad está situada en Cantabria, en la parte norte de España y desde hace muchos años ha sido un lugar recomendado por todo el mundo que ha podido visitar esta maravillosa ciudad, ya que se pueden disfrutar de varias de las mejores playas de nuestro país y por la noche esta ciudad es considerada una de las más bonitas, además siempre ha tenido un patrimonio y unas historias inmensas, fue el lugar de residencia del conocido Octavio Augusto, uno de los grandes generales romanos.

Elegir qué ver en Santander si queremos hacer una pequeña escapada con un amigo o con nuestra pareja durante un fin de semana, puede ser algo complicado ya que tiene muchas cosas que poder hacer, pero intentaremos resaltar las más importantes.

Qué ver en Santander en el día 1

 

Lo primero que debemos hacer una vez hayamos conseguido aparcar (cosa bastante difícil si decidimos ir en temporada alta) y estemos registrados en el hotel es salir lo antes posible para poder visitar la Península de la Magdalena, esto fue un regalo que la ciudad le hizo, allá sobre los años 1912 y 1929, al Rey Alfonso XIII, el cuál a modo de agradecimiento y debido a la belleza de la zona decidió convertirlo en su zona de veraneo. No podemos irnos de aquí sin ver la réplica de las tres carabelas y el homenaje a Félix Rodríguez de la Fuente, uno de los personajes más famosos de España y que mantuvo enganchado a medio país a la televisión.

que ver en Santander

 

Por muy temprano que vayamos lo más seguro es que cuando salgamos sea ya casi la hora de comer, así que no podemos hacer nada mejor que probar alguna comida típica de la zona en uno de los muchos restaurantes que existen, por ejemplo, el Tamal Santandereano.

 

Otra vez llenos de energía y después de una estupenda comida, si somos amantes del fútbol no podemos irnos sin echar un pequeño vistazo al Estadio el Sardinero, hogar del Racing de Santander.

 

Si no nos gusta el fútbol nuestra siguiente opción será visitar la Playa del Sardinero, situada en una de las zonas más exclusivas de la ciudad y donde podemos pasar el resto de la tarde mientras contemplamos las aguas tan cuidadas que tienen o dando un paseo por su costa mientras vemos como se pone el Sol.

 

Qué ver en Santander en el día 2

 

El primer día nos centramos en ver la parte exterior de la ciudad de Santander, hoy nos toca ver el interior, esto quiere decir que disfrutaremos de todo el casco histórico de esta maravillosa ciudad.

 

El Ayuntamiento y la Catedral serán nuestra primera parada, ya que están bastante cerca la una de la otra, desde la parte más alta podremos ver todo el increíble paisaje que nos rodea, grandes edificios y a lo lejos el mar, que parece no tener fin.

 

No podemos entretenernos mucho si queremos tener tiempo de visitar todo lo que aún nos queda y, una vez salgamos, lo haremos rumbo al Paseo de Pereda, este es una extensa calle situado en la parte más céntrica y paralela al muelle.

 

Si continuamos todo recto llegaremos a la Plaza de Pedro Velarde, aunque quizá hayas oído hablar de ella como Plaza Porticada, es una de las zonas más concurridas y fue construida hace ya más de 60 años, en 1941, por desgracia un incendio destruyó una gran parte y tuvo que ser reconstruida.

 

Seguramente llegamos a este punto además de estar un poco cansados tenemos hambre, al igual que el primer día, nuestro objetivo es probar una de las comidas más típicas de la ciudad, y si tenemos opción de entrar a uno de los piqueteaderos que hay por la zona podremos pedir el plato estrella, la Carne Oreada, la cual es básicamente carne de res marinada, salada y secada al sol.

 

Una vez nos hayamos recargado de energías nuestra siguiente parada será Centro Botín, este edificio está compuesto básicamente por dos volúmenes suspendidos sobre el mar y cuenta con una sala de exposiciones que ronda los 2500 metros cuadrados.

 

No podemos irnos de esta ciudad sin visitar uno de sus monumentos más emblemáticos, el Monumento a los Raqueros, su historia data de finales del siglo XIX donde se le solía llamar “Raquero” a los niños pobres, estos frecuentaban la zona del puerto con la esperanza de ganarse algunas monedas, sin embargo, los turistas arrojaban las monedas al mar, era entonces cuando estos niños, con ropa y todo, se tiraban a buscarlas.

A pesar de haber pasado dos días frenéticos donde no hemos tenido casi un momento de respiro, puedo aseguraros que hay muchas zonas más por ver en Santander y únicamente hemos establecido una pequeña ruta donde contemplar algunas de las más importantes, nuestro consejo es que, si vas, lo hagas con tiempo suficiente para poder disfrutar de esta maravillosa ciudad, de su gente y de su exquisita gastronomía.

¿Te gustaría visitar este destino? En ebooking.com encontrarás las mejores ofertas de hoteles en Santander.
Compartir:
¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

email Contacte con nosotros
CAPTCHA ImageRefresh Image

Te puede interesar

Ciudad de Granada
Qué ver en Granada en una escapada de fin de semana

Granada es una de las ciudades más bonitas de España, y es tan grande, fascinante y cargada de his…

Dubái
Descubre los hoteles más bellos del mundo

En el mundo existen muchos lugares que son de obligado interés, debido a su particularidad o bellez…

Lanzarote
Los mejores hoteles en Lanzarote para tus vacaciones  

Sol, playas, gente agradable, una magnífica gastronomía, en esta isla predomina el buen tiempo dur…

Mallorca
Hoteles baratos en Palma de Mallorca para tus vacaciones

Las vacaciones de verano están cada vez más cerca y entre los distintos destinos turísticos desta…

Guías de Viaje Destacadas