hotel icon
Hoteles en Moscú desde 16€

Qué ver en Moscú. Lugares imprescindibles

que ver en Moscú

Moscú es la capital de Rusia y una de las ciudades con una historia más fascinante del mundo. Denominada la Tercera Roma, tras la ciudad del Tíber y Constantinopla, la actual Estambul, presenta en su fisonomía, y también en la idiosincrasia de sus habitantes, una poderosa mezcla de espíritu oriental y occidental, lo que le otorga un exotismo casi hipnótico a ojos de sus visitantes. Auténtica megalópolis con más de 12 millones de habitantes, la mayor ciudad de Europa tras Estambul, son incontables los tesoros que ver en Moscú , por lo que nos detendremos únicamente en los más imprescindibles.

Sitios que ver en Moscú

Recorrer las plazas, calles y monumentos de Moscú es hacerlo por la historia de la infinita Rusia, con sus grandes vaivenes y contradicciones, en la frontera entre Occidente y Oriente.

La Plaza Roja de Moscú

Centro neurálgico, y el lugar más emblemático de la capital rusa, el primer lugar que ver en Moscú, punto de partida para conocer la ciudad y buen lugar para reservar alguno de los hoteles para la estancia. Con 330 metros de largo y una anchura de 70 metros, sus más de 23.000 metros cuadrados conforman una de las plazas más bellas del mundo.

Colorista, aunque con predominancia del color rojo, alberga algunos de los principales monumentos moscovitas, como el Kremlin, la Catedral de San Basilio, las Galerías Gum, el Museo Estatal de Historia de Rusia, el Mausoleo de Lenin, el Monumento a Minin y Pozharsky o la Catedral de Kazan.

El Kremlin

El conjunto monumental del Kremlin es uno de los símbolos del poder político mundial, siendo la residencia del Presidente de Rusia. El recinto amurallado, de más de 2 kilómetros cuadrados, cuenta con almenas y 19 enormes torres, albergando 3 catedrales, 4 palacios y diferentes museos y edificios administrativos.

El Kremlin puede visitarse todos los días, excepto los jueves, siendo recomendable comprar la entrada con antelación por la masiva afluencia de visitantes.

La Catedral de San Basilio

Templo ortodoxo que probablemente sea el edificio más reconocible de Moscú. Son famosas sus coloristas cúpulas con forma de bulbo. Junto al Kremlin está considerada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Su construcción data del siglo XVI, por orden del zar Iván el Terrible.

Almacenes Gum

Sus siglas en lengua rusa se refieren a Principales Tiendas Universales. Inauguradas en época soviética, son un ejemplo del devenir histórico de Rusia, al albergar hoy algunas de las principales y más lujosas marcas del mundo, lejos de la filosofía socialista con la que fueron diseñados. Su confrontación con el Mausoleo de Lenin hace aún más evidente la paradoja histórica.

Mausoleo de Lenin

Edificio en el que se exhibe la tumba del padre de la Revolución Rusa de 1917 y fundador de la Unión Soviética, está abierta al público desde su construcción en 1924. Abierto entre las 10 de la mañana y la una del mediodía los sábados, martes, miércoles y jueves, no se puede acceder al recinto con móviles o cámaras fotográficas, que deben depositarse en las taquillas.

Museo Nacional de Historia

Ubicado entre la Plaza de Manège y la Plaza Roja, el Museo Estatal de Historia es uno de los más importantes monumentos que ver en Moscú, tanto por su valor arquitectónico como por sus colecciones, que van desde reliquias prehistóricas hasta obras de incalculable valor que pertenecieron a la dinastía Romanov.

El museo fue fundado en 1881 en un estilo neo-ruso, e inaugurado por el zar Alejandro III.

La Catedral de Cristo el Salvador

Ubicada a orillas del río Moscova, cerca del recinto del Kremlin, este templo ortodoxo ruso es el más alto del mundo.

Su historia va paralela al devenir de Rusia, habiendo sido construida por orden zarista en el siglo XIX, destruida en tiempos de Stalin, en el año 1931, para la construcción del Palacio de los Soviets, y reconstruida en la década de los 90, tras la disolución de la Unión Soviética y la caída del bloque socialista.

Puedes disfrutar de unas magníficas vistas del Kremlin desde su cercano puente peatonal.

El Monasterio de Novodevichi

Este Patrimonio de la Humanidad es otro de los lugares imprescindibles que ver en Moscú. Fue construido por orden del Vasily III en el año 1524, y es uno de los más protegidos y ricos de Rusia.

Su ubicación está algo alejada del centro de Moscú, pero puedes llegar cómodamente en metro, bajando en la parada Sportiva. Se encuentra en un recinto amurallado con torres de vigilancia, destacando en su conjunto sus pequeñas cúpulas doradas.

En la parte trasera del monasterio se encuentra el Cementerio de Novodevichy, en el que reposan los restos mortales de importantes personalidades rusas, como los políticos Boris Yeltsin Nikita Kruschev, el escritor Anton Chejov o el cineasta Mijaíl Eisenstein.

Son muchos más los puntos de interés que ver en Moscú, cuya grandeza es tal que se requerirían de años para poder abarcar todos sus tesoros artísticos y culturales. Mencionaremos solo algunos: el Teatro Bolshoi, los rascacielos de Stalin, el metro de Moscú y los numerosos museos de la ciudad, entre los que destacan la Armería, la Galería Tretiakov y el Museo Pushkin. Tampoco debes dejar de visitar sus numerosos parques, como el Kolomenskoye.

¿Te gustaría visitar este destino? En ebooking.com encontrarás las mejores ofertas de hoteles en Moscú.

Qué ver en Moscú. Lugares imprescindibles
1 voto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Te puede interesar

Un nuevo Parkk Inn para Moscú

Continua el proceso de aumento de la propuesta de posibilidades para reservas de hotel a nivel inter…

Guías de Viaje Destacadas

Cumpliendo con el Reglamento Europeo General de Protección de Datos (RGPD), te recomendamos, antes de continuar navegando por la misma, acceder y leer de forma atenta nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si una vez conocida esta información, decides continuar navegando por nuestra web, ello implicará que conoces y autorizas esta política.

Aceptar