Mezquita de Córdoba: la historia hecha monumento

Una de las ciudades más famosas y de Andalucía es Córdoba. Son muchos los turistas que llegan a los hoteles en Cordoba para visitarla. Esta ciudad, Patrimonio de la Humanidad, recrea la historia de España a lo largo de los siglos. Su casco histórico, cuyo epicentro de la Mezquita de Córdoba , es una combinación de las  civilizaciones que han pasado por ella, dejando grandes influencias en la ciudad.

De entre todos los monumentos que conviven en Córdoba el más famoso, admirado y reconocible es la Mezquita de Córdoba. Fiel reflejo del paso de la historia y de las religiones, comenzó siendo lugar de culto para los árabes y, una vez reconquistada la ciudad por Fernando III, empezó su conversión a catedral.

Mézquita de Cordoba

Adéntrate en una de las mezquitas más famosas y longevas del mundo. Te mostramos todos los rincones imprescindibles en cualquier visita a la Mezquita de Córdoba.

Imprescindibles de la Mezquita de Córdoba

Mezquita de Abderramán I

Es la parte más famosa y reconocible de la mezquita. Asentada sobre los restos de la Basílica Visigoda de San Vicente, dispone de once salas que se sustentan por los reconocibles dobles arcos blancos y rojos tan característicos de la Mezquita de Córdoba y del arte islámico.

mezquita de cordoba

En este espacio la luz fluye de forma mágica; según te vas adentrando en ella, te vas transportando a otra época. Como un laberinto en perfecta armonía, puedes quedarte maravillado con las capillas que vas encontrándote en los huecos de sus paredes o con las lámparas suspendidas en el techo.

Sucesivas ampliaciones

La mezquita se amplió hasta en 3 ocasiones. Bajo los califatos de Abderramán II, Alhakén II y el visir Almanzor. Las dos primeras ampliaciones se producen hacia el sur de la mezquita, ampliándola hasta en 20 tramos de arcos y columnas del mismo estilo. En cambio, la tercera ampliación se produce hacia el este; dotándola así de la forma rectangular que conocemos hoy en día.

A diferencia de los arcos primitivos, en las ampliaciones cada vez están más adornados, mostrando el esplendor económico y social de la ciudad de Córdoba en aquella época. Además, se introducen nuevos materiales como el mármol en las columnas.

Catedral de Córdoba

Es en la época de Fernando III cuando se produce la conversión de la Mezquita de Córdoba en Catedral. Este proceso se fue haciendo paulatinamente. En un principio, la mezquita se fue transformando de tal forma que se fuera acomodando a las liturgias cristianas. No fue hasta la construcción de la Capilla Mayor, que hoy en día conocemos, cuando ya empezó a sufrir una transformación arquitectónica. Esta capilla de estilo mudéjar se construyó en la segunda ampliación.

Más adelante, en el s. XVI, se produce la gran construcción de la Catedral de Córdoba bajo el mandato de Carlos V. En el centro de la mezquita árabe se alza una catedral de estilo gótico que tardó más de 100 años en ser construida.

Aunque lideró el proyecto, Carlos V se lamentó de la decisión que había tomado al ver la destrucción que había supuesto el edificio original.

Patio de los Naranjos

Este recinto, que nos da la bienvenida a la mezquita, no se ha librado de modificaciones. Concebido para la purificación de los musulmanes antes del rezo, se fue transformando hacia un patio lleno de naranjos, cipreses y palmeras que, junto a las diferentes fuentes que lo albergan, hacen del espacio un lugar agradable para dar largos paseos en días de sol. Si te das cuenta, la disposición de los árboles se asemeja a las columnas del interior de la mezquita.

En sus comienzos los soportales que rodean el patio estaban abiertos a la calle, haciendo del mismo un lugar de encuentro y sociabilización para los musulmanes.

Torre del Campanario

Es el único campanario del mundo que tiene alma de alminar.  Aún se conserva el antiguo alminar que se alzaba sobre la ciudad de Córdoba. Fue a raíz de la reconversión de la mezquita, cuando se comenzó con su transformación hasta ser la construcción más alta de la ciudad.

En primer lugar se planteó solo para albergar las campañas de la Catedral, aunque con el paso del tiempo se fueron añadiendo elementos: el reloj en el siglo XVII y, más tarde, el campanil que corona San Rafael vigilando la ciudad.

Actualmente, las campanas siguen repicando. Además, desde lo alto del campanario se obtiene una panorámica de Córdoba donde se puede divisar el rio Guadalquivir o el Alcázar de los Reyes Cristianos.

Es por todo esto, y por sus innumerables encantos, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984.

Como has podido comprobar, la Mezquita de Córdoba alberga un sinfín de historias de califas, reyes, obispos, arquitectos y artistas. Fue símbolo de poder y autoridad, tanto que, a nuestros días ha llegado como una obra monumental compuesta de influencias diversas que hacen de ella un monumento único en el mundo. Asi que no dejes de visitarla, hay muchos hoteles baratos en Córdoba que ayudarán a que te decidas a visitar esta maravillosa ciudad y su Mezquita.

Mezquita de Córdoba: la historia hecha monumento
1 voto
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Te puede interesar

Que ver en Ginebra en tres días. Lugares imprescindibles

Cuando hablamos de la región suiza de Ginebra, a cualquier turista le viene a la mente la ciudad de…

Los mejores restaurantes de Málaga y el arte de la gastonomía andaluza

Si estamos interesados en el arte de la gastronomía andaluza, Málaga es una provincia que sorprend…

Qué ver en Lisboa: lugares de interés y monumentos de Lisboa

Portugal ha tenido una gran vinculación con España durante gran parte de su historia, sin embargo,…

Que ver en Córdoba en dos días

La visita a Córdoba es una de las actividades que tiene que predominar en la lista de escapadas de …

Guías de Viaje Destacadas

Cumpliendo con el Reglamento Europeo General de Protección de Datos (RGPD), te recomendamos, antes de continuar navegando por la misma, acceder y leer de forma atenta nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si una vez conocida esta información, decides continuar navegando por nuestra web, ello implicará que conoces y autorizas esta política.

Aceptar