hotel icon
Hoteles en Castilla y León desde 23€

La Catedral de Salamanca – Historia y secretos

Catedral de Salamanca

Salamanca es una de las ciudades más bonitas de España y con un gran ambiente cultural, tanto por la presencia de estudiantes universitarios como por su rico patrimonio histórico y artístico que sin duda hay que ver en Salamanca. Un lugar ideal para realizar una escapada que combine cultura y ocio (es una de las ciudades más marchosas de España) y hay muchos hoteles en Salamanca que harán que tu estancia será inolvidable.  La Catedral de Salamanca, la Catedral Nueva, es la segunda de mayor tamaño de España, tras la de Sevilla, estando su campanario de más de 110 m de altura también entre los más altos del país. Su construcción fue iniciada en el siglo XVI y se prolongó hasta el siglo XVIII, combinando diferentes estilos, que van desde el gótico tardío hasta el renacentista y el barroco.

catedral de salamaca

Historia de la Catedral de Salamanca

La nueva Catedral de Salamanca comenzó a ser construida en el año 1513, conservando la catedral vieja, y fue terminada en el año 1733. Inicialmente la intención era demoler la catedral antigua, pero se decidió mantenerla abierta al culto mientras durasen las obras de la nueva catedral.

Al concluir la construcción de la catedral nueva se llegó a la conclusión de que nada impedía que una ciudad tuviera dos catedrales, por lo que la vieja se mantuvo en pie.

Durante el siglo XV la ciudad de Salamanca experimentó un gran aumento de la población especialmente debido a la gran atracción estudiantil que provocaba su prestigiosa universidad. Fue por eso que ya en ese siglo se empezara a plantear la necesidad de construir una nueva Catedral de Salamanca, con el objeto de dar cabida al cada vez mayor número de fieles. La vieja catedral era considerada baja, oscura y pequeña, y carecía de la suficiente funcionalidad que requería una ciudad en continuo crecimiento.

Inicio de la construcción de la Catedral de Salamanca

En el año 1509, Fernando el Católico ordenó a los arquitectos Alonso Rodríguez y Antón Egas, que ya habían trabajado en Sevilla y Toledo, que se instalaran en Salamanca para proyectar un nuevo templo.

Tras muchas discusiones, se acordó que la nueva Catedral de Salamanca se construyera de forma paralela a la vieja, utilizando piedra franca de Villamayor como material de construcción. El estilo arquitectónico sería el gótico.

La primera piedra de la nueva Catedral de Salamanca se pondría en el año 1512, siendo Francisco de Bobadilla el obispo de la ciudad.

Finalización de las obras de la Catedral de Salamanca

Tras constantes obras durante el siglo XVI, su construcción se estancaría durante la práctica totalidad del siglo XVII, retomándose a principios del siglo XVIII, hasta su finalización en el año 1733.

Sin embargo, a la nueva Catedral de Salamanca aún le quedaban graves pruebas que superar, especialmente la del devastador terremoto de Lisboa del año 1755, que provocó gravísimos daños en el templo, por los que hubo que rehacer por completo la cúpula, por obra de Juan de Sagarvinaga, y reforzar su campanario, que llegó a inclinarse tanto durante el seísmo que se temió que llegara a colapsar.

Ya en el siglo XIX la nueva Catedral de Salamanca fue declarada Monumento Nacional, y a finales del XX Entorno de Protección.

Descripción de la Catedral de Salamanca

La Catedral de Salamanca consta de una planta rectangular y 3 naves, y está cubierta por bóvedas de crucería con combados y terceletes que forman hermosos y complejos diseños estrellados.

El exterior de la Catedral de Salamanca

El gran tamaño de la Catedral de Salamanca hace que sea visible desde prácticamente cualquier lugar de la capital salmantina, gracias especialmente a su campanario y a su cimborrio. Es por su parte sur por el que el templo tiene su mejor perspectiva, mostrándose tan poderoso y alto que a duras penas permite ver la vieja catedral adosada, que tiene una altura mucho menor y además está ubicada en una parte más baja de la colina. Aún así, lo habitual es acceder al templo por la parte norte.

La decoración de portadas y muros es de estilo tardogótico flamígero, con pináculos erizados y arcos conopiales. En sus ventanales ya empiezan a notarse influencias claramente renacentistas.

La fachada principal es la occidental, formada por 3 puertas goticoflamígeras con toques renacentistas. Es la puerta central la que presenta una mayor ornamentación escultórica, con sendas escenas correspondientes al ciclo de la Natividad: la de los Reyes magos y la de la adoración de los pastores. En la parte alta hay un Cristo crucificado flanqueado por San Pablo y San Pedro.

En la conocida como Puerta de Ramos hay un precioso grupo escultórico cuyo tema es la triunfal entrada de Jesús en Jerusalén, aunque si por algo es famosa esta entrada es por su estatuilla de un astronauta, realizado durante la restauración de la catedral en el año 1992.

El interior de la Catedral de Salamanca

De las 3 naves de la Catedral de Salamanca, la de mayor altura es la nave central, permitiendo una directa iluminación de la misma a través de un nivel de ventanales. A su vez, las naves laterales son también más altas que las capillas que las rodean, consiguiendo una iluminación directa de la misma forma que la central.

La gran anchura y altura de las naves son las que proporcionan esa sensación de gran amplitud, que es lo primero que llama la atención al entrar en el templo.

Uno de los elementos más notables de la Catedral de Salamanca es el cimborrio, construido originalmente por Joaquín Churriguera en un estilo barroco, en el año 1725, y que tras el terremoto de Lisboa fue reconstruido por Juan de Sagarvinaga, en el año 1765.

La Catedral de Salamanca es uno de los lugares que no puedes perderte cuando visites esta preciosa población y además aqui tienes información sobre los mejores lugares donde comer en Salamanca. ¿A que esperas para hacer el booking de tu hotel y planear tu viaje?

¿Te gustaría visitar este destino? En ebooking.com encontrarás las mejores ofertas de hoteles en Castilla y León.

La Catedral de Salamanca – Historia y secretos
Valora este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Te puede interesar

La Catedral de Burgos – Historia y secretos

La ciudad de Burgos, antigua capital de España durante unos meses en 1939, tiene una gran historia …

Descubre los mejores restaurantes de Burgos

Burgos es una ciudad que cada año atrae a un gran número de visitantes por su impresionante pat…

Qué ver en Avila en un día. Visitas imprescindibles

¿ Qué ver en Ávila? Es una pregunta difícil. La ciudad de Ávila, catalogada por la UNESCO com…

Qué ver en Salamanca. Lugares que no te puedes perder

Con una historia que se remonta a la Edad de Hierro, Salamanca posee un impresionante patrimonio cu…

Guías de Viaje Destacadas

Cumpliendo con el Reglamento Europeo General de Protección de Datos (RGPD), te recomendamos, antes de continuar navegando por la misma, acceder y leer de forma atenta nuestra Política de Privacidad y Cookies. Si una vez conocida esta información, decides continuar navegando por nuestra web, ello implicará que conoces y autorizas esta política.

Aceptar